Beneficiarios de la Pensión de Viudedad

  • Pensión de Viudedad

    Pensión de Viudedad

  • Beneficiarios de la Pensión de Viudedad

    Beneficiarios

  • Cuantía de la Pensión de Viudedad

    Cuantía

  • Cobro de Pensión de Viudedad

    Cobro

  • Pensión de Orfandad

    Pensión de Orfandad


  • "Beneficiarios de la Pensión de Viudedad"


    Acerca de los Beneficiarios de la Pensión de Viudedad


    Como beneficiarios de la pensión de viudedad se encuentran el cónyuge, la pareja de hecho, el cónyuge cuyo matrimonio ha sido declarado nulo, y el cónyuge separado o divorciado. Para que dichas personas se conviertan efectivamente en beneficiarios de la pensión de viudedad deben de cumplir una serie de condiciones que se detallan a continuación.


    Para que el conyugue sea beneficiario es necesario que, si el fallecimiento es debido a una enfermedad común anterior a la fecha en que se contrajo matrimonio, existan hijos comunes al matrimonio o si éstos no existiesen, que la duración del matrimonio haya sido mínima de un año.  En el caso en que el causante fallezca con anterioridad al año de matrimonio, también sería válido que el tiempo del matrimonio y el que hayan vivido juntos como pareja de hecho sea de dos años.



    En el caso de que el beneficiario estuviese separado o divorciado del causante, y por ello estuviese cobrando una pensión compensatoria, también tendría derecho a esta pensión de viudedad siempre y cuando no se haya vuelto a casar con otra persona ni tenga pareja de hecho. Además en el caso de pasar a cobrar la pensión de viudedad, se perderá el derecho a cobrar la pensión compensatoria, es decir, ambas pensiones en este caso son incompatibles.

    En el caso de divorcio o separación del causante alegando la existencia de violencia de género, se tiene derecho a esta pensión de viudedad tras el fallecimiento del ex conyugue siempre que no se tenga pareja de hecho ni se haya contraído matrimonio con otra persona (en este caso no es necesario el requisito de que hubiese existido pensión compensatoria). Para los divorcios o separaciones posteriores al año 2008 tampoco es necesario el requisito de haber tenido derecho a pensión compensatoria para tener derecho a la pensión de viudedad tras el fallecimiento del causante siempre y cuando se cumpla que hayan estado casados un período mínimo de 10 años y que el divorcio o separación tuviese una antigüedad que no alcanzara los 10 años, y que también se cumpla una de las dos situaciones siguientes de que o existan hijos comunes o que el beneficiario tenga más de 50 años cuando se produzca el fallecimiento del ex cónyuge. A partir de 2013 los requisitos exigidos se ven disminuidos, ya que para que el cónyuge separado o divorciado tenga derecho a recibir la pensión de viudedad tan sólo debe de cumplir que hayan estado casados durante más de 15 años, que se tenga 65 años en el momento de la muerte del causante y que no se reciba ninguna otra prestación económica de carácter pública.



    Para aquellas personas cuyo matrimonio fuese declarado nulo, también existe el derecho a recibir la pensión de viudedad siempre y cuando no se tenga pareja de hecho ni se haya contraído matrimonio con una persona distinta.

    Para las parejas de hecho es necesario que se hayan registrado como tal como mínimo dos años antes del fallecimiento del causante y que hayan convivido juntos más de cinco años y siempre y cuando el fallecimiento haya tenido lugar después del 01/01/2008.

    Para las parejas de hecho también se exige cumplir requisitos económicos; uno de ellos es que los ingresos del posible beneficiario sean una vez y media inferiores al salario mínimo interprofesional fijado en el momento del fallecimiento del causante. Dicho requisito debe de existir también durante la recepción de la pensión de viudedad, sino se perderá el derecho a recibir la misma.