Pensión de Orfandad

  • Pensión de Viudedad

    Pensión de Viudedad

  • Beneficiarios de la Pensión de Viudedad

    Beneficiarios

  • Cuantía de la Pensión de Viudedad

    Cuantía

  • Cobro de Pensión de Viudedad

    Cobro

  • Pensión de Orfandad

    Pensión de Orfandad


  • "Pensión de Orfandad"


    Acerca de la Pensión de Orfandad


    Aunque no era objeto de este artículo el estudio de la pensión de orfandad, hemos estimado conveniente realizar una reseña al mismo, ya que en algunos casos puede llegar a ser combinable con la pensión de viudedad.


    Los beneficiarios de la pensión de orfandad son los hijos del fallecido; éstos deben cumplir la obligación de no exceder de una determinada edad para tener derecho a esta pensión de orfandad.



    Podemos distinguir entre orfandad simple, cuando fallece uno solo de los padres y cuando los hijos quedan huérfanos de padre y madre. Según sea el caso el límite de edad se va a ser distinto.

    La pensión de orfandad la reciben con carácter general, aquellos hijos del causante que en el momento del fallecimiento del mismo tengan menos de 21 años o siendo mayores de esta edad tengan incapacidad para trabajar.

    La edad de los hijos con derecho a la pensión de orfandad podría ser incluso de un máximo de 25 años en el momento del fallecimiento del causante, siempre que el hijo no trabaje o sus ingresos fuesen inferiores al SMI. Este límite se aplicará en 2014, y se ha ido aumentando a razón de un año por cada año desde 2011, es decir, que para 2013 el límite es de 24 años, para 2012 de 23 años y para 2011 de 21 años.

    Si por el contrario, el hijo o hijos estuviesen estudiando en el momento de la muerte del causante, pero en ese curso se cumpliesen los 25 años, la pensión de orfandad se seguirá cobrando hasta el mes siguiente al comienzo del próximo curso escolar (aun habiendo cumplido ya los 25 años).



    En el caso en que el hijo quedara huérfano de padre y madre o tuviese una discapacidad igual o superior al 33%, la edad máxima para tener derecho a pensión de orfandad ya se esté trabajando o no es de 25 años. En este caso si el hijo estuviese estudiando en el momento de la muerte de los padres, se aplicará la misma regla que si en el caso de orfandad simple, es decir, si cumple 25 años durante el curso escolar en el que se produce el fallecimiento del causante o causantes, se prolongaría la pensión hasta el mes siguiente al comienzo del próximo curso académico.

    Con respecto a la cuantía de la pensión de orfandad, ésta será del 20% de la base reguladora. Si el fallecimiento del causante hubiese sido debido a accidente de trabajo, el huérfano recibirá además de la pensión, una indemnización. Si hablamos de fallecimiento de ambos progenitores, este porcentaje del 20% se podría ver incrementado si se cumplieran una serie de requisitos.

    La pensión de viudedad y orfandad son compatibles siempre y cuando el importe de todas las pensiones de fallecimiento (viudedad, orfandad y a favor de familiares) no supere el 100% de la base reguladora del sujeto causante; dicho porcentaje podrá alcanzar hasta el 118% (en el caso comentado anteriormente en el que el porcentaje que se le aplica a la base reguladora para el cálculo de la pensión de viudedad fuese del 70%; esto quiere decir que el 70 % corresponderá a la pensión de viudedad y el 48% restante a la pensión de orfandad)

    Para optar a dicha pensión de orfandad, hay que rellenar la solicitud correspondiente y acompañarla de los documentos identificativos del beneficiario (acreditación de discapacidad si existiese, justificante de encontrarse estudiando, etc.), el acta de fallecimiento o fallecimientos si han fallecido ambos progenitores, el libro de familia o acta de nacimiento de los hijos, etc.

    Dicha solicitud, al igual que la de viudedad, se entrega en los centros de atención e información de la Seguridad Social.